Una parte de ti

Sabiendo que te perdería, mis sentidos se activaron totalmente intentando guardar pequeñas partes de ti para que de mi mente jamás te fueras, para no perderte del todo.

En mis oídos se quedó el tono y las vibraciones que tu voz emitía cada vez que pronunciabas mi nombre, un te quiero, un te amo. El aroma que dejabas constante en mi piel, en mi ropa, ese dulce aroma se quedó en mi olfato, y guardé el sabor de tus labios entregados en dulces besos, en suaves movimientos. Mis manos aprendieron la tersura de tu piel al contacto con la mía, repasaron muchas veces tu rostro acariciando con suavidad cada parte de él, la aspereza de tu barba, la suavidad de tus mejillas, la posición de tus varoniles cejas, cada detalle de ese rostro, de esas manos tuyas a las que me aferré por tanto tiempo, de tu piel, de tu todo.

Recordaba con paciencia la forma de tu sonrisa, lo profundo de tu mirada, el color de tus ojos, la forma de tu fuerte espalda, esa espalda que me llevó en silencio cuando estaba cansada de caminar; la fuerza de tus brazos haciéndome bailar.

Tantos recuerdos almacené de ti, que se hicieron parte de mi vida, de mis sentidos, de mí misma. Tuvieron que pasar algunos meses para que aprendiera a dejarlos ir, a vivir sin ti, sin tu compañía, sin tus regaños y tus manías, y he de confesar que ahora esos recuerdos casi desvanecidos en el tiempo ya no significan lo mismo que en aquel entonces, que mi vida es distinta, que soy libre de ti, de mis recuerdos de ti, aunque en un pequeño espacio de mi corazón siga viviendo una parte de ti.

 

6 comentarios sobre “Una parte de ti

Agrega el tuyo

      1. Pero es que no ven que el haber querido es una bendición, que el haber experimentado amor es un regalo, por eso cuando llega la soledad o la nostalgia también hay que abrazarlas y vivirlas, experimentarlas para luego dejarlas ir. Y en mi caso, escribirlas mientras están ahí.

        Le gusta a 1 persona

      2. Querer, para los que no saben que es Amar, es su bienestar y satisfación personal en vez del de la persona querida. De ahí que si no les funciona guarden rencor y sientan odio, ellos se lo pierden, la nostalgía es mejor compañera.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: