Creí que Dios me había bendecido tanto, que en mi vida ya no habría milagros, pero entonces, te conocí. Pensé que había visto los más hermosos amaneceres en aquella playa desierta, hasta que el amanecer me sorprendió a tu lado. Creí que había vivido rodeada de las más bellas personas, que no había más para... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑