3 para una historia (Parte 2)

ÉL

¿Es en serio?… He esperado esto todo este tiempo por ti, pero las palabras no me salen, solo puedo mirarla consternado, ansioso, nervioso..

– 20, 19, 18… ella –dice antes de incorporarse. No puedo dejar que se vaya, no otra vez, ya una vez la dejé ir y han sido los meses más difíciles de mi vida.

– Espera… sube –le digo sin más, esto es lo que quiero, ella es a quien quiero.

Los meses que han transcurrido desde aquel día en que me dijo que no quería verme más han sido dolorosos, estaba asustada, yo estaba confundido, no sabíamos lo que pasaría pero yo no estaba dispuesto a intentarlo, no me aferré lo suficiente, por eso ella se fue, no fui suficiente para ella, ahora tengo la oportunidad de demostrarle, de ser un hombre que la merezca. Pero tengo que llamarle a Tali, después de todo habíamos quedado de vernos hoy, por lo menos le debo una disculpa.

Mujer 2 Tali

Camino lentamente hacia el carro buscándola con la mirada, supongo que se ha ido…  ¿qué ocurre? el carro comienza a avanzar, en la oscuridad de la noche veo dos siluetas dentro, es ella, ¡joder, es esa estúpida con él! ¡No es verdad, no puede hacerme esto no ahora! Mi teléfono comienza a sonar, mis manos temblorosas lo sujetan mientras veo su nombre en la pantalla, supongo que no me vieron salir del edificio. ¿Debería responder?

– Hola –digo torpemente.

– Hola Tali, me surgió algo importante, ¿te veo después? –dice tan confiado, ¿en serio? algo importante!!!¿No dirás más?

– Justo estaba por llamarte, ¿te acuerdas de mi ex novio?, me llamó hace dos minutos, me dijo que me espera abajo, quiere que platiquemos –digo mientras lo maldigo a él y a esa estúpida zorra.

– ¡Oh! Y eso harás? –me pregunta con indiferencia, imbécil, mil veces imbécil.

– Una plática no vendría mal, ¿sabes? aún pienso en él –respondo intentando sonar convincente.

– Bien, después me cuentas entonces, cuídate.

– Claro –respondo con la voz comenzando a quebrarse.

Cuelgo el teléfono y limpio la pequeña lágrima que acaba de resbalar peligrosa por mi mejilla, supongo que estará bien, ¡Joder, me había encariñado!, aunque no eramos novios pasamos buenos momentos juntos, y ese beso que me dio la última vez me hizo creer que por fin la había olvidado. Es mi culpa, no debí hablarle cuando venía a esperarla, debí saber que al final no era para mí. Ni siquiera puedo odiarlos, no tengo derecho, después de todo, yo lo busqué para vengarme de mi ex novio… cometí mis propios errores, supongo que esto es lo que tengo que pagar por haberle roto el corazón a ella en primer lugar. ¡Joder! Por lo menos la lluvia cubrirá mis lágrimas en mi tortuoso camino a casa.

Mujer uno. Sandra

– Espera –dice en el momento justo, menos mal, estaba por irme– sube.

No puedo evitar sonreír, subo al carro rápidamente esperando que ella no me haya visto, miro hacia atrás por el espejo retrovisor, apenas ha salido del edificio, mira en todas direcciones, comienzo a sentir un poco de pena por ella, no debería, ella fue la que se metió entre nosotros en primer lugar. Lo miro a él, parece confundido, ¿estará considerando aún su decisión?… Toma su celular y marca un número mientras comienza a avanzar. Deja el altavoz por lo que escucho su irónica conversación, ninguno de los dos suena convincente. Él por fin cuelga la llamada.

– ¿Por qué has dejado el altavoz? –le pregunto sabiendo su respuesta, siempre necesitaba justificarme cada acción.

– No tengo nada que ocultarte. Es mi manera de demostrarte…

– ¿Tan fácil? ¿La dejas y ya? –lo interrumpo sorprendida y al mismo tiempo satisfecha.

– No es mi novia, comenzábamos a salir, ya escuchaste que su ex novio la espera, y que aun lo extraña.

– ¿Y le creíste?

– Me conviene hacerlo –sentencia antes de acelerar.

Sonrío, pero no estoy feliz, miro hacia afuera por la ventana, comienza a llover… me hace recordar el día que terminamos, llovía igual que hoy… por alguna razón, este no es el tipo de hombre con el que quiero estar en mi vida, y ya lo sabía… por eso lo dejé. Supongo que lo dejaré de nuevo, con la misma excusa. Nada tengo que perder. Al menos esta noche, se quedará a mi lado.

 

12 comentarios sobre “3 para una historia (Parte 2)

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: