Carta al hombre que fuiste.

Querido tu. Sé que en algún momento, algún día, en algún rato de ocio o de inseguridad, leerás esta carta y te preguntaras si es para ti. No, de hecho sabrás que es para ti y tu ego crecerá como pecho de pavorreal presumiendo sus hermosas plumas, solo que lo que tú presumirás es el... Leer más →

La última rosa

Recostada sobre el pasto mirando al cielo, Sirenia hacía un recuento de sus mañanas de sábado en las últimas semanas, mientras sostenía un papel en su mano, un papel blanco y arrugado por las tantas veces que lo había leído aquella mañana. Era de madrugada cuando llegó a casa después de la fiesta semanas atrás,... Leer más →

Olvídame

Yo no te voy a pedir que me recuerdes que pienses en mí cuando te sientas solo, olvídate de las fechas especiales de nuestras tardes paseando de la mano.   Olvídate de nuestros encuentros, de las risas, de las lágrimas derramadas, deshazte de las caricias y besos de las guerras de cosquillas y almohadas.  ... Leer más →

3 para una historia (Parte final)

Mujer 1 Sandra Han pasado 3 meses desde aquella noche en la que tomé la decisión más egoísta de mi vida, le pedí que se quedara esa noche, después lo dejaría con alguna excusa. Aún recuerdo nuestras palabras. – Detén el auto –le dije luego de 15 minutos. – No, gracias. – Detén el auto, te he dicho –insistí mientras una... Leer más →

3 para una historia (Parte 1)

Toda historia puede ser contada de diferentes maneras, todo depende de quién es el narrador; para unos puede empezar con un día claro y soleado y terminar en una tormenta precipitada, para otros la tormenta puede convertirse en una suave noche de música a la luz de la luna.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑